El Arte De Ser Curioso Y Hacer Preguntas

¿Haz conocido a ese tipo de personas que habla continuamente de sí mismo y no hace preguntas a los demás? Es importante mostrar interés genuino en la otra persona y preguntarles "¿Qué pasa contigo?"

 

Tres escenarios

 

1. Tú y tu pareja están en una fiesta en la que no conocen a nadie. Te encuentras con otra pareja e inician una conversación. A medida que avanza la noche, te das cuenta de que ustedes dos están manteniendo la conversación. Al final de la noche, te das cuenta de que sabes todo sobre esa pareja, pero no saben absolutamente nada sobre ustedes. ¿La razón? Es sencillo; Las personas tienden a no hacer muchas preguntas y están felices de responderlas en su lugar. Esto suele conducir a un monólogo.

2. Otro escenario. Tienes un pasante en el trabajo que debes supervisar de cerca. La pasantía se centra en hacer preguntas y aprender de los profesionales. Una vez completada la pasantía, le preguntas a tu pasante lo que aprendió sobre el trabajo, pero también lo que saben sobre ti. Lo que estudió, donde trabajó para ganar experiencia y qué posiciones tenía antes de llegar donde está hoy. Es muy frecuente que la gente con la que trabajes, incluido este chico o chica, no sepa nada de ti, simplemente porque no hicieron preguntas durante el tiempo de trabajar juntos. Sin embargo, es importante hacer preguntas para crecer, para aprender.

3. El último escenario. Vas a donde un amigo, que tiene hijos. Sus hijos te hacen mil preguntas, tales como: "¿Dónde vives?", "¿Tienes una mascota?", o "¿Cuál es tu color favorito?". Se convierte en una conversación muy atractiva, donde tú les pregunta muchas cosas también. Con los niños, casi siempre se convierte en un diálogo, que a su vez se siente muy satisfactorio. Los adultos pueden aprender de los niños - porque a los niños les encanta ser curiosos y sienten una gran alegría al hacer preguntas.

 

Sé sincero, sé curioso

 

Muchas veces, la gente tiende a decir que es "curiosa", sin embargo, a menudo es porque solo suena bien. En la mayoría de casos no es así. Dicen que les encanta visitar nuevos lugares y les gusta probar nuevos restaurantes, sin embargo, muchas veces es solo para hacerse que parecer más interesante.

Mostrar que eres curioso en una conversación es más interesante.

"Las personas más exitosas en la vida son las que hacen preguntas. Siempre están aprendiendo. Siempre están creciendo. Siempre están presionando"- Robert Kiyosaki

La curiosidad es una gran habilidad, porque te ayuda a avanzar y a desarrollarte. Además de ser curioso sobre nuevos pasatiempos o libros, también debes ser curioso acerca de aprender más sobre otras personas. Mostrar interés genuino en la otra persona y llegar a conocerlos mejor. Muchos solteros sienten que tienen la experiencia de un monólogo durante sus citas. No dejes que te suceda. ¡Sé curioso!

¿Te sientes a veces así: "Me gustaría que mi cita inicie la conversación, porque de esta manera sé que realmente quieren hablar conmigo"?

 


Compartir